Las prótesis dentales, ¿cómo eran antiguamente?

Publicado por a Ene 30, 2018 en noticias | 0 comentarios

Las prótesis dentales, ¿cómo eran antiguamente?

El cuidado de la boca ha sido, desde siempre, una prioridad para el ser humano. Tanto es así que las técnicas para preservar la funcionalidad de las piezas dentales empezaron a desarrollarse casi al mismo tiempo que la agricultura. La especie humana ha padecido problemas dentales desde sus orígenes, ante los que ha ido buscando diferentes soluciones. Culturas alejadas y sin ninguna relación entre sí, trataron de buscar alternativas de tratamiento al edentulismo, la carencia o pérdida de piezas dentales.

Se conocen dentaduras postizas desde los fenicios (3.000 a c) quienes las fabricaban con metales preciosos y alambres. Por otra parte los etruscos ( 3000 a. c.), un enigmático pueblo cuyo núcleo histórico fue la Toscana, unían los dientes (principalmente de vaca y buey) usando hilos de oro. Eran trabajos protéticos admirables, comparados con la simplicidad de las herramientas de esa época

Para los mayas (siglo IX a.c) sus dientes y su sonrisa tenían una gran importancia y denotaba rango social y belleza. Según los vestigios arqueológicos usaban incrustaciones dentarias de piedras preciosas por razones puramente estéticas, es decir, sin carácter médico. (Museo antropológico de México)

Pero nadie en el mundo antiguo prestaba tanta atención a la higiene oral como los romanos. Ya en tiempos más avanzados (S.V) elaboraban dentaduras utilizando madera y restauraban los dientes cariados con coronas de oro y marfil. Hacia el año 450 d.c., la ley de las Doce Tablas de Roma prohibía el entierro de los cadáveres con joyas de oro, aunque con las prótesis dentarias, se hacía una excepción.

“No se agregue oro, pero si sus dientes están un dios con oro, aunque se le encierre o incinere con él, no habrá fraude.”

Los romanos también inventaron la que se considera la primera pasta dentífrica digna de tal nombre. Fue inventada, en concreto, por el médico del emperador Claudio, Escribonius Largus, hace dos mil años. Su fórmula magistral (secreta a la sazón) era una mezcla de vinagre, miel, sal y cristal muy machacado. Para blanquear los dientes usaban orina.

Por su parte los japoneses también usaban piezas dentales de madera y las pintaban de color negro (nada que ver con la moda estética dental actual)

En el siglo VII, apareció en China la primera receta de una amalgama para empastes dentales. Pero no fue hasta el S.XIX cuando Pierre Fauchard, médico y odontólogo, diseñó métodos para retener en su sitio dentaduras superiores e inferiores, uniéndolas mediante láminas de acero o muelles en espiral. Propuso la utilización de dientes de humanos muertos o tallados de marfil, que se insertaban una vez perforados con un clavo de plata para la corona y se sujetaban con hilos a los dientes conservados. Se lo reconoce como el “padre de la odontología moderna”. Se dice que su libro, Le chirurgien dentiste (El dentista cirujano), fue el primero en brindar una descripción completa científica de la odontología. La obra de Fauchard fue continuada por otros que expandieron el conocimiento de la profesión a través de Europa.

Existe una leyenda curiosa sobre una dentadura postiza. Se dice que George Washington, primer presidente de los Estados Unidos, llevaba una dentadura postiza de madera, motivo por el cual, según dicen, nunca reía.

Washington perdió muy joven sus dientes pero después de muchos años de sufrimiento, John Greenwood elaboró para él una prótesis con dientes de humanos y de animales y con una pulida placa de marfil. En aquellos tiempos los dientes humanos “postizos” se obtenían principalmente de campos de guerras, aunque también había personas que los vendían.

Finalmente en el siglo XIX, para nuestra suerte, se empezaron a fabricar los primeros dientes artificiales de celuloide.

FUENTE: http://www.nosabesnada.com/cultura/70851/las-protesis-dentales-como-eran-antiguamente/

Leer más

El blanqueamiento dental, ¿tiene efectos secundarios?

Publicado por a Dic 26, 2017 en noticias | 0 comentarios

El blanqueamiento dental, ¿tiene efectos secundarios?

El blanqueamiento dental ha aumentado su popularidad en los últimos años. Es muy común que las personas quieran someterse a este procedimiento para que su dentadura se vea mejor.

Si bien los especialistas señalan que se trata de un procedimiento sencillo e indoloro, puede tener algunos efectos adversos que es importante que el paciente conozca de antemano. A su vez, cabe destacar que la persona debe informar al odontólogo acerca de los problemas que pueda tener -tales como alergias o alguna patología preexistente- previo a la realización del blanqueamiento. Así, se podrán evitar consecuencias no deseadas tanto para el paciente como para el especialista.

La sensibilidad dental es una de los principales que pueden padecer los pacientes después de someterse a un blanqueamiento dental. Es más, se estima que más de la mitad de las personas que se realizan un procedimiento de estas características sufren este síntoma.

Se trata de un afecto adverso esperable y normal, es decir, que no debe ser una preocupación para el paciente. Existen herramientas que pueden ayudar a aliviar este síntoma, como los geles desensibilizantes. Los especialistas recomiendan utilizarlos tanto antes como después de realizado el blanqueamiento.

Otro de los efectos secundarios que suelen aparecer después de este tratamiento es el dolor de encías. Se produce porque uno de los productos que se utiliza en el procedimiento -el peróxido de hidrógeno- tiende a irritar las encías si se filtra por debajo de la capa protectora que colocan los dentistas.

Las reacciones alérgicas también puede ser una consecuencia de este procedimiento. No son frecuentes, pero se pueden producir reacciones de estas características a alguno de los componentes  químicos de los agentes blanqueadores. En caso de sentir algún tipo de molestia durante el proceso, es importante que el paciente se lo haga saber al odontólogo, de modo tal que la reacción no avance.

A su vez, los productos utilizados pueden causar quemaduras si no se han respetado los parámetros ideales de conservación. Otro de los motivos puede ser que los compuestos tengan un mayor porcentaje de los productos indicados para el tratamiento. Los labios, las encías y en algunos casos la lengua pueden verse afectados por lesiones de este tipo.

Ante la aparición de cualquiera de estas molestias el paciente deberá concurrir al dentista que realizó el tratamiento para una revisión. Es probable que no se requiera tratamiento, pero esto debe ser determinado por un especialista.

Por último, cabe señalar que cualquiera de estos efectos secundarios puede aparecer durante el tratamiento. Es probable que si esto sucede se deba interrumpir el proceso, para lo cual es crucial informar al especialista de inmediato.

Fuente: http://www.25digital.com.ar/index.php/2017/12/17/el-blanqueamiento-dental-tiene-efectos-secundarios/

Leer más

Salud: ¿qué tenemos que saber antes de un blanqueamiento de dientes?

Publicado por a Nov 3, 2017 en noticias | 0 comentarios

Salud: ¿qué tenemos que saber antes de un blanqueamiento de dientes?

Tener una sonrisa blanca y radiante, aparte de ser estética, aumenta la confianza en uno mismo. El blanqueamiento dental es una excelente opción para lograrlo. Sin embargo, es necesario tomar en cuenta una serie de aspectos si piensas realizártelo. El doctor Guillermo Ríos, director de Estética Dental Ríos, nos indica cuáles son:

1. El médico debe avaluar al paciente y ver si hay encías inflamadas, caries u otro problema dental. Según eso, recomendará el tipo de blanqueamiento.

2. Es frecuente que después del tratamiento con láser haya sensibilidad en los dientes. Por eso, no se debe consumir bebidas muy frías o muy calientes durante unos días. Además, en algunos casos será necesario el uso de una pasta dental especial.

3. Después del procedimiento, es recomendable aplicar una capa de flúor para que los dientes se remineralicen (fortalezcan). Además, no se debe ingerir alimentos que manchen la dentadura durante 15 días (té, café, gaseosas, chicha morada o comidas con muchos colorantes).

4. Se piensa que el blanqueamiento daña el esmalte, pero cuando lo hace un profesional y emplea insumos de calidad, siguiendo las instrucciones del fabricante, no hay de qué preocuparse.

Fuente: https://trome.pe/familia/salud-blanqueamiento-dientes-preguntas-procedimiento-cuidados-66526

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies